jueves: impro

este cuerpo que no es mío (mirarse las manos extrañada)
las venitas azules en la cara interna del brazo, un árbol infinito que desconozco, no son más mías que los ojos con que las miro 
que la boca con la que las beso 
que la lengua con la que me beso en la boca
una locura, como mirarse las manos
nada de este cuerpo es mío, ni los lunares ni el pelo ni los huesos de la cadera ni los latidos en el cráneo
ni siquiera lo que pienso: tampoco lo inmaterial me pertenece
las ideas y sensaciones no son más mías que el cuerpo que las contiene
ni este calor ni esta sed son míos 
la otredad que me habita no me habita en realidad
soy también la otredad
soy solamente la otredad
y detrás de eso qué, quién

12 comentarios:

Mr. Popo dijo...

Exacto, quién.
Y de vez en cuando tambien para qué

vientos de cambio dijo...

Ivana dijo...

Mr. Popo: El para qué es inquietante.

Vientos: Eso no lo sé.

Guillermo Altayrac dijo...

«las venitas azules en la cara interna del brazo, un árbol infinito que desconozco, no son más mías que los ojos con que las miro
que la boca con la que las beso
que la lengua con la que me beso en la boca».

Qué hermoso que escribís, mujer.

Detrás de eso, el viento.
Huracanado.

Ivana dijo...

Y detrás del viento esperemos que algo bueno.
Gracias, Guillermo :)

Guillermo Altayrac dijo...

Detrás del viento no hay nada.
El viento detrás de todo.
Potente, enorme, la vida misma.
Un grito de parto constante.

Y eso es bueno.

De nada, Ivana.
Gracias a vos por escribir tan lindo y compartirlo.

Hugo dijo...

Tengo este posteo dando vueltas en mi cabeza hace días y todavía no sé bien el porqué.

Ampliaremos.

Ivana dijo...

Y yo ni te digo, Hugo, ni te digo.

ma dijo...

despersonalización. ahora que no tengo tiempo voy a trabajar en una serie de imágenes basadas en.

Ivana dijo...

Eso. O repersonalización o no sé. Quiero ver tus imágenes, Ma.

Ramiro dijo...

andá dando vueltas rimbaud

Ivana dijo...

voy a tener que leer algo