martes: convulsión

escuchame
yo tampoco sé decir
yo tampoco sé querer
pero en cambio
sé sentir
y a mi pesar
siento muchas cosas
que
como te decía anoche
quisiera que exploten

la combustión de un fósforo
al reventarse contra el oxígeno
ese es mi deseo

soy de metabolismo lento
pero
eso no significa
que soporte la consumación lenta
fatigosa
blanda
de las cosas
ansío el ardor
que no es más
que una equivalencia con el interior
porque
adentro mío
todo bulle
burbujea
todo busca abrirse paso hacia la superficie
se me eriza la piel de los brazos
me da taquicardia
se me seca la boca
la sangre se abre paso con virulencia
como un río de magma
la cabeza late
todo cobra una vida desesperada
es el ardor
es la combustión
a veces pienso que es la enfermedad
pero 
es
la preparación del cuerpo
para el devenir

No hay comentarios: